Mini-Lidl, un paso más para la conexión cliente-marca

mini-lidl-Retail

Lidl da un paso más en su relación con sus clientes, y ha sido la de crear un juego interactivo en el que su objetivo final es la de crear una tienda Lidl desde cero e ir mejorándola a través de una buena gestión de la tienda, mejorando la calidad del servicio, la limpieza del establecimiento o la satisfacción de los clientes por parte del usuario.

Innovadora forma de generar engagement por parte del retailer alemán, que no se queda en un simple juego, ya que dentro de su estrategia de fidelización, el propio juego atrae a los clientes a sus tiendas reales, gracias a la posibilidad de avanzar en el juego escaneando productos reales o elementos ubicados en la tienda real de Lidl.

Esta iniciativa lleva ya más de un mes en las tiendas virtuales tanto de Android como de Apple, y está siendo respaldada por más de 650.000 descargas, convirtiéndola en la ‘app’ más descargada del verano.

Un completo acierto de Lidl, que ha sabido unir definitivamente y de una forma muy elegante, el mundo online y offline.